fbpx

Somos comunidad. Somos pueblo.


Una mujer con su carro vende pescado por las calles de mi isla. No ha tenido una vida fácil pero siempre que me la cruzo sonríe y me da los buenos días. Piel de gallina al momento.

serigrafía cerámica

Fue algo voluntario que nació de la comunidad, del pueblo. Los que donaron no eran Rockefeller, eran gente humilde, marineros, mariscadoras, familias con sus propios problemas y limitaciones.

Con lo que se recaudó pudieron arreglar la casa y la pintaron de blanco.

Hoy me llegó al correo una pregunta de Vanesa Carrasquilla sobre si creía que iba a haber un cambio de conciencia global.

Quizás el sueño del fin del capitalismo y el modelo de mentalidad industrial no se acabe. Ni ahora, ni nunca.

Pero eso no impide que nosotras sigamos existiendo. Que otra realidad sea posible. La de personas con valores, la de proyectos con alma que construyen en positivo y aportan.

Creo sinceramente que cada vez seremos más.

nuevas residencias

Nos han enseñado a correr y es mentira. No se llega antes, no hay un mapa del tesoro.

El cambio está ya en ti y el futuro es hoy. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Creo que el hecho de parar, aunque sea forzadamente, te permite ver realmente en qué punto estás. Y dejar lo que te sobra, mudar de piel. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Empiezan a salir las preguntas. Las mismas que te dan las respuestas que tú necesitas. Otra cosa es que quieras evitarlo.

Piensa en su casa quemada, piensa en cómo el pueblo la pintó de blanco.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

No estás sola, somos comunidad, somos pueblo y ahora más que nunca deberíamos entender que juntas somos más fuertes.

Que contamos y mucho.

residenciasDime si tú también lo crees.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *